• shh

El poder de tus palabras

¡Hola bonitas! Espero estén increíblemente bien, les platico que estos últimos meses he estado en algunos talleres, sesiones sobre desarrollo humano, psicología y otros temas los cuales son enriquecedores y me han ayudado a crecer personal, profesional y emocionalmente y una de las cosas que más me ha llamado la atención de estos talleres y en lo que más he trabajado es en mis palabras, en cómo me hablo a mí misma en cómo le hablo de mí a los demás y lo que hablo en general parece algo muy simple pero realmente nuestras palabras tienen mucho poder.

Si nos ponemos a pensar la manera en la que nos hablamos a nosotras mismas ¿Nos decimos palabras bonitas? ¿Lo que me digo me hace sentir bien? ¿Me hablo con amor? ¿Las palabras que me digo se las diría a alguien que quiero? Si tu respuesta a todas las preguntas es SÍ felicidades tus palabras te enriquecen, pero si tu respuesta es NO debes comenzar a trabajar en ello nuestras palabras son poderosas y de alguna u otra manera nos las creemos, si decimos “estoy muy tonta” “siempre hago todo mal” “qué fea/gorda/flaca estoy” estás “echándote basura a ti misma” y claramente es algo que no queremos, analiza cómo te hablas a ti misma y trata de hacerte por lo menos un cumplido al día, puede ser desde un “qué linda me veo hoy” o bien un “soy una mujer fuerte” o cualquier cosa que a ti te haga sentir bien, háblate con las mismas palabras que le dirías a alguna amiga, hermana, hija, a la cual quieres hacer sentir bien, “échate flores a ti misma” y verás como con ese pequeño cambio te sentirás mejor e incluso mejorarás tu autoestima.


Cuando comienzas a hablarte lindo a ti misma también lo reflejas a los demás y eso tiene mucho poder, en cómo te hablas a ti misma es como le estás enseñando al resto de las personas como te pueden hablar, si tú te hablas con amor, con respeto los demás lo harán de la misma manera, claro habrá algunas excepciones pero siempre recuerda que la boca habla de lo que está lleno el corazón. Así que con los demás siempre refiérete a ti misma de manera positiva, todos tenemos defectos, cosas que no sabemos, cometemos errores pero hay una diferencia abismal en decir “que tonta me equivoqué” a decir “cometí un error pero me voy a esforzar por realizarlo mejor” o “voy a mejorar en esto” siempre encontrarás una forma de decir algo de una manera edificadora.

Cuidar lo que nos decimos y lo que les decimos a los demás de nosotras es importante pero también cuidar lo que hablamos en general es crucial, con el paso de los años he aprendido muchas cosas principalmente en cuidar lo que digo de mí misma y de los demás, bien dicen por ahí “lo que hablas de alguien más, habla más de ti que de ese alguien” y una frase muy cierta que me ha ayudado a crecer es “si no tienes nada positivo que decir de alguien más, mejor no digas nada” y esto no tiene nada que ver con aguantar injusticias y soportar, no, se refiere a que si vas a decir algo “malo” de alguien más, mejor no lo hagas, cuida tus palabras de verdad te sentirás mejor, harás sentir mejor a los demás y tendrás mucha satisfacción personal, cuando vayas a decir algo siempre piensa ¿mis palabras edifican o destruyen? respondiendo a esa simple pregunta sabrás si estás haciendo bien o mal.


Bonita, comienza haciendo este ejercicio de hablarte lindo a ti misma, refiérete a ti misma con amor, con respeto, de manera positiva y notarás cambios en tu autoestima y eso lo reflejarás hacia los demás, todas nos hemos hecho comentarios negativos, hemos hablado con los demás mal de nosotras mismas o hemos hecho comentarios negativos de otras personas, sin embargo el querer mejorar, ser una mejor persona, reconocer los errores y rectificar el camino es siempre una buena elección.


Por: Mariel Baez


43 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo