• shh

Los detalles sí hacen la diferencia



A ver, ¿y cómo por qué querría enfocarme en los detalles de una situación?, ¿qué beneficio obtengo al saber o identificar alguna característica en particular de lo que pasó o está por suceder?, ¿y qué si no le presto atención a lo que al parecer es importante? Caray, este artículo parece arrancar interesantemente retador.


Unas preguntas adicionales, nada más porque el tema lo amerita, ¿qué pasaría si no enfoco mi atención y tiempo a lo que está enfrente de mí?, ¿qué pasaría si decido tener otro punto de enfoque?, ¿impacta de alguna manera a mi alrededor lo que dejo y no dejo de hacer por temas de detalles?


Mira que la vida es curiosa. Esta señorita está tan llena de altibajos, sorpresas, lecciones, cambios que a veces, al ir tan rápido en nuestro día a día, nos pasa de largo y cuando nos percatamos ya es algo tarde. Algunas cosas o situaciones podrán tener solución o corrección pero otras no. Lo más curioso es que la señorita llamada vida se apoya de personajes y elementos tan únicos que ni te imaginas cómo se las ingenia para transmitirte su intención. Y a este punto, tú te preguntaras que qué tiene que ver la vida con los detalles. Pues, creo fielmente que bastante. Permíteme contarte algo que me pasó justamente esta semana.


Dentro de las diversas cosas que disfruto hacer, una de ellas es la de impartir clases. Esta semana pasó algo curioso con referencia a este hobby mío de ya más de 7 años. Dado que en dos días reportaría calificaciones parciales, en mi salón de clases (obvio virtual dadas las circunstancias), hubo una petición de ayuda proveniente de algunos alumnos. Específicamente fue la de recuperar aunque sea algunos puntos para el parcial. ¿A qué se debió la solicitud? Pues a que “no leí bien, miss, no sabía que tenía que contestar 5 quizzes”¸ “no le di guardar”, “hice el redondeo hasta el final y no al principio”, “no vi el anuncio en la plataforma”, “estuve muy ocupado”, “tenía otras tareas que hacer”, entre muchas otras.


Al momento de hacer un poco de reflexión y ver que solamente algunos alumnos levantaron la mano, me tomé unos minutos para tratar de identificar qué estaba pasando. ¿Por qué si viniendo las instrucciones escritas en el examen parcial de cómo contestar los ejercicios hubo alumnos que hicieron caso omiso a lo escrito? ¿Por qué si estuve como disco rayado repitiendo que el redondeo se debía hacer desde el principio y no al final para cálculos exactos algunos sí escucharon y otros no? ¿Por qué si se dio toda una semana de tiempo para responder quizzes notificándoles de lo que se debe hacer hubo personas que se les fue el avión? ¿Por qué unos sí y otros no? En modo pensativo, ¿acaso fue distracción, ansiedad, trastornos, negligencia, interpretación difusa?, ¿decidieron conscientemente no considerar el entorno? Las posibilidades son infinitas pero mi conclusión es que no leyeron lo que debían de leer en su momento. Más concretamente, desde este lado, no pusieron atención a lo escrito, a los detalles, a lo importante que les iba a asegurar una muy buena calificación. Vamos, hay que reconocerles la valentía de pedir ayuda sabiendo que partes de una falta y/o incumplimiento pero yendo más a fondo, ¿qué está pasando?


El diccionario Word Reference dice que detalle es una parte pequeña que forma parte de otra mayor, pormenor, fragmento. También menciona que es una circunstancia que aclara o completa un relato. La Real Academia Española dice que es un rasgo de cortesía, amabilidad, afecto, etc. Un diccionario viejito que tenía en la casa dice que detalle es un término que se usa para nombrar a las particularidades o circunstancias de alguna cosa específica. Entonces, en el día a día, podemos decir que detalle es esa característica o parte de un todo que completa y/o ayuda a reforzar una situación.

Si el detalle es lo que hace tan especial o particular a algo, entonces ¿por qué suele pasar que se ignoran u olvidan los detalles?, ¿Qué le pasaría a esa receta especial del chef si se le olvidaran o pasaran los condimentos apropiados?, ¿qué le sucedería a un doctor al momento de anestesiar a su paciente si se le pasara el detalle de que el paciente es alérgico a la anestesia?, ¿qué le pasaría a un arquitecto si algunas de las medidas de sus planos ya en piso estuvieran en pulgadas y centímetros?, ¿qué le pasaría a la esposa si el marido olvida la fecha de aniversario de bodas?, ¿qué pasaría si se te olvidara cancelar la membresía de prueba de películas a finales de mes? Peor aún, ¿qué le pasó a Ross cuando dijo el nombre Rachel en vez de Emily el día de su boda en Inglaterra? Bueno, supongo que cuando no se le pone atención a los detalles se obtiene un resultado no esperado y mucho menos satisfactorio. No es el fin del mundo (para algunos), cierto, pero sí que tiene sus consecuencias, algunas hasta irreversibles.


Rob Walker, autor del libro El arte de prestar atención, escribió en una columna de Lifehacker que prestarle atención a nuestro alrededor “En un nivel más profundo, simplemente se trata de hacer el intento por desarrollarte y darte permiso de tener ese tiempo en el que te sintonizas con las cosas, le haces caso a tu propia curiosidad y observas hacia dónde te lleva este proceso”. Yo entiendo esto de la siguiente forma: si quieres disfrutar aún más lo que la vida te da día a día, date la oportunidad de prestar atención a esos detalles que pocos no ven, o no quieren ver. Enriquece tus experiencias, relaciones, retos, decepciones e inclusive actividades básicas abriéndote tan solo un poquito más para hacerte presente y sacarle el mayor provecho. Pero claro, no solo es identificar el detalle y listo. Es también aplicarlo, es hacerlo activo y notar lo que sucede cuando te das esa oportunidad. ¿Cómo olvidar la escena de la película Me Before You (2016) en donde William Traynor le regala a Louisa Clark las famosas mallas rayadas de color amarillo y negro que tanto buenos recuerdos le traía? La sonrisa en el rostro de los dos es memorable.


¿Sabes qué arrojó un estudio realizado en Estados Unidos a 1200 personas mayores de 70 años cuando les preguntaron que qué consejo les darían a las personas? Dijeron lo siguiente: “aprecia las pequeñas y diarias experiencias y sácales provecho a cada día”. Supongo que algo de razón han de tener, llevan más tiempo que yo en este planeta. Lo más interesante es que la ciencia dice que si disfrutamos los momentos y ponemos atención a los detalles, nuestra vida se vuelve más placentera y feliz. Cuando me he dado la oportunidad, mira que sí es cierto esto, eh.




Ahora, pensando en las infinitas maneras que podemos darle vida a un detalle, ¿qué tenemos disponible en esta actualidad en la que vivimos? Pues para empezar una muestra de atención y cariño como lo serían un mensaje de buenos días o buenas noches, una expresión de esas únicas como lo es un te extraño, regalar el platillo o dulce favorito a alguien que aprecias, una pintura, canción o color favorito, una pulsera, un llavero. En verdad vaya que hay inmensas formas de fijarse en los detalles. Lo que sí es cierto es que la única manera de poder hacernos partícipes de esas sutiles y singulares peculiaridades es a través del tiempo, convivencia y ganas de estar presente.


Teniendo esto en cuenta, me pongo a pensar, ¿qué pasaría si mis alumnos estuvieran un poquito más presentes en sus tareas y exámenes?, ¿qué pasaría si le pusiéramos más atención a las notas y letra de nuestra canción favorita?, ¿qué pasaría si enfocáramos nuestra atención a realmente nutrir nuestras relaciones personales, laborales y de pareja con pequeñas muestras cariño y afecto?, ¿qué pasaría si nos diéramos la oportunidad de hacer a una memoria o experiencia todavía más especial de lo que ya es con el simple hecho de agregarle un detalle? De perdido, habría una sonrisa en el rosto de cada persona tal y como la que tengo en estos momentos al escribir este artículo.


Bueno, mucha letra por hoy. Con su permiso, me retiro, me espera una taza con té chia vainilla recién sacado de la caja esperando a ser probada por primera vez por mi paladar. A ver qué detalle le encuentro.

Escrito por mi, Iris.

@irizrangel


29 vistas

REGÍSTRATE PARA CONOCER MÁS ACERCA DE NOTICIAS, TUTORIALES Y NOVEDADES

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon

© 2023 by Shades of Pink. Proudly created with Wix.com

  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube