• shh

Tu pasado no te define. Reescribe tu futuro...


Introducción


La vida nunca va a parar de enseñarnos, de prepararnos para poder evolucionar. El entorno en el que vives sin duda influye en cómo te sientes. No siempre podemos cambiarlo, sin embargo, la manera en como reaccionas ante las situaciones, si.


Nuestra infancia


Los primeros siete años de nuestra vida, son los más importantes. Debido a que la manera en que los adultos expresan sus emociones es captada y absorbida por nuestra mente que se encuentra en pleno desarrollo. Conforme a esto se va formando nuestra personalidad, es en esta etapa cuando se aprende más que en el resto de nuestras vidas.


“Todos somos príncipes o princesas hasta que nuestros padres nos convierten en ranas” Eric Berne


Es decir, que todos nacemos con talentos. Tú ya lo tienes desde el momento en que te concibieron, viene en tu genética. La manera en como se ve afectado por factores socioeconómicos, entorno, salud, familia, es lo que determina el curso de tu potencial previamente determinado.


La primera programación que captamos cuando somos bebés, es la no verbal. Esto se refiere a las primeras experiencias que tenemos, como el contacto, lo que vemos e incluso lo que llegamos a sentir cuando nos hacen a un lado.


Es en la infancia cuando aprendemos e incorporamos lo que va a dirigir el curso de nuestra vida.


Somos como una semilla. Tu familia es la tierra donde vas a crecer, con la que te vas a nutrir conforme a lo que haya. En una mala tierra, siempre va a ser difícil crecer del todo bien. Sin embargo, mira cómo hasta en el asfalto se puede florecer.


El crecer en un hogar donde fluía la violencia, no dictamina precisamente que tengas que ser agresivo. Sin duda pudiera ser que lo veas como algo normal, porque con ello creciste. Sin embargo, conforme vamos madurando, debes decidir qué tipo de valores quieres portar.


¿Cuántas veces has permanecido en situaciones que no te hacen bien?...Todo porque en algún momento, decidiste quedarte con ese patrón.


Es más fácil continuar con lo que ya conocemos, a navegar por lo desconocido.


El hecho de que hayas sufrido algún tipo de abuso en el transcurso de tu vida, afecta directamente tus acciones. Debido a que reaccionas desde la ira, frustración y el temor. Es primordial que nos hagamos cargo de nuestras emociones, que trabajemos en ellas.


Nuestro cuerpo es como una mochila, en la que vas poniendo y cargando todo. ¿De qué quieres que esté llena?


Cambia tu mente para cambiar tu vida…


¿Cómo es que puedes deshacerte de aquellos hábitos a los que has estado atado la mayoría del tiempo?


Hay que comenzar a cuestionarse. El tener una plática honesta con nuestro ser interior, es fundamental para encontrar la mayoría de las respuestas que has estado buscando.


El detenernos y dedicarnos tiempo a nosotros debe ser fundamental.


Por qué me molesta tanto eso?


Se dice que lo que te choca, te checa. Es decir, que nos proyectamos de manera indirecta en los demás. Enfadarte, criticar o juzgar, es un mecanismo de defensa que tienes para protegerte de aquello que te incomoda, porque inconscientemente no lo aceptas en ti.


Si sientes una enorme reacción negativa hacia cierta persona, puedo asegurarte que es porque tienen alguna característica en común, entre más insoportable te parezca un comportamiento, más refleja una actitud propia.


Cuando te pones a analizar este tipo de situaciones, puedes adentrarte en ti. El reconocer que podemos vernos en los demás y hacernos cargo de ello, es el comienzo para tu evolución.


Todas y cada una de las personas que están o han estado en tu entorno, de cierta manera las has atraído. Son lecciones que tenemos que aprender y que lo continuarán haciendo hasta que no comprendas más allá de tu percepción.


Las relaciones humanas están hechas para que nos marquen y avancemos.

Siempre he tenido la teoría de que solo hay una de dos.Por ejemplo, si tu Padre es alcohólico, tienes estas opciones;

  1. Seguir su camino, por la sencilla razón, es algo normal tomar a diario y no pasa nada. Total “así es tu familia”. Normalizar este tipo de conductas, es lo más fácil. Excusarse y mantener este hábito ya que con ello creciste, solo limita tu capacidad mental de poderte realizar e manera independiente, como un individuo que es como el quiere, no como lo que ha visto.

  2. Ser tú, formándote de tus propios valores, siendo consciente de que, no porque hayas crecido en un lugar donde cualsea el mal hábito que viste, lo vas a tomar y hacer parte de ti.

Librarse de aquello que te perturba haciendo introspectiva, abre espacio a redescubrirse, a tener una calidad de vida más sana en todos los sentidos. Nuestra mente tiene todo el poder para reescribir nuestro presente. Eres el dueño de tu propio destino.


Y a ti, te gusta quien eres?

M <3

25 vistas

REGÍSTRATE PARA CONOCER MÁS ACERCA DE NOTICIAS, TUTORIALES Y NOVEDADES

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon

© 2023 by Shades of Pink. Proudly created with Wix.com

  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube